Periodoncia

¿Qué es la enfermedad periodontal?

La enfermedad periodontal comprende cualquier tipo de infección que afecte a los tejidos que rodean y dan soporte a los dientes, es decir, las encías. Suele empezar por un proceso de gingivitis que al no tratarse correctamente provoca un estadio más avanzado de la infección llamada periodontitis, en el que las encías y el hueso de soporte se pueden llegar a dañar seriamente llegando a provocar la movilidad y pérdida de piezas dentales.

De hecho, la enfermedad periodontal es la causa más común de pérdida de dientes en la población Española.

La enfermedad periodontal provoca la pérdida de hueso que soporta los dientes. El hueso perdido no se puede recuperar pero sí que se puede detener su pérdida.

Es importante tratar para detener la pérdida de hueso y evitar que se pueda llegar a perder todos los dientes. Por eso es necesario visitar su dentista una o dos veces al año de forma rutinaria, ya que muchas veces la periodontitis no provoca ningún dolor y solo puede ser detectada por los profesionales.

Signos y síntomas:

  1. El mal aliento o mal sabor de boca que no desaparece inclusive justo después de cepillar los dientes.
  2. Encías rojas o hinchadas.
  3. Encías sensibles o que sangran con facilidad.
  4. Dolor en los dientes al masticar.
  5. Movilidad dental.
  6. Hipersensibilidad dental.
  7. Encías separadas.

 

¿Cómo se forma el sarro?

  1. Las bacterias en la boca se acumulan alrededor del diente causando inflamación del tejido que rodea el diente.
  2. Cuando las bacterias permanecen mucho tiempo en los dientes, forman una película llamada placa bacteriana, que con el tiempo se endurece formando cálculo dental, también llamado sarro.
  3. La acumulación de sarro puede extenderse por debajo de las encías, lo que hace que los dientes más difíciles de limpiar con el cepillado del paciente en casa.
  4. Sólo el dentista puede eliminar el sarro (placa bacteriana solidificada) y detener el proceso de la enfermedad periodontal.

 

Factores de riesgo

Existen una serie de factores de riesgo que nos harán tener más posibilidades de padecer enfermedad periodontal:

  • El tabaco, cuantos más cigarros fume mayor el riesgo.
  • Diabetes sin controlar.
  • Mala higiene bucal.
  • Estrés.
  • Factores genéticos.
  • Dientes apiñados o malposicionados.
  • Sequedad en la boca.
  • Puentes dentales mal adaptados.
  • Cambios hormonales como el embarazo o el uso de anticonceptivos orales.

Una vez más, la prevención será nuestro mejor aliado para evitar sufrir una enfermedad de las encías que de no controlarse puede conllevar unas consecuencias nefastas para nuestros dientes.

Controla tu salud bucodental,
nuestros profesionales te ayudarán.

Rellena nuestra encuesta

Para nosotros es muy importante qué opina sobre nuestra empresa, de nuestros servicios y del trato recibido para poder ofrecerle lo mejor. Para ello ponemos a su disposición un cuestionario que tan sólo le llevará unos minutos de su tiempo para cumplimentarlo.